Un juego de dilemas morales y homicidios con tranvía.

Juega en el papel de un conductor de un tranvía sin frenos que debe elegir la vía a la que dirigirse aplastando a todo el que se cruce en su camino.
Mientras tanto, el resto de tus amigos se dividen en dos equipos tratando de convencerte para que no te dirijas a su vía.

¡Diversión asesina para toda la familia!

Contenido

500 cartas y un reglamento.

Otras recomendaciones