7 Wonders

Auge y riqueza de una civilización

Compite por dejar una huella imborrable en la Historia

En 7 Wonders de dos a siete jugadores viajáis al Mediterráneo Oriental de hace dos milenios. Las grandes ciudades compiten por ser la más poderosa y tu objetivo es superar a las ciudades vecinas mediante el desarrollo de mejores tecnologías, las conquistas bélicas, el esplendor cultural y la construcción de magníficas maravillas arquitectónicas. A lo largo de tres Eras acompañarás la evolución de la ciudad desde su fundación hasta su época de máximo apogeo. En cada Era harás que la ciudad avance todo lo posible pero también la protegerás de ataques enemigos. Una vez completadas las tres Eras el jugador con más puntos de victoria gana.

7 Wonders es un juego de cartas en el que construyes toda una civilización desde el más humilde de los comienzos. El primer paso para erigir una ciudad esplendorosa, levantar las Pirámides de Egipto o el Coloso de Rodas es acumular materia prima, fabricar objetos y gestionar la vida en la ciudad. Durante la primera Era obtienes minerales o madera, puedes levantar una fábrica de vidrio e inventar la prensa de papiro. Posteriormente puedes colocar en tu ciudad mercados y altares, torres de vigilancia o talleres de artesanía. Según en qué ciudad estés tendrás más fácil el acceso a unos recursos u otros.

Para construir baños públicos se necesita piedra. Para los establos, madera. Para un scriptorium, papiro. Estas estructuras, como vemos, requieren que tengas disponibles los recursos que aparecen en la esquina superior izquierda de la carta de dicha estructura. A medida que avanza el juego, especialmente en la segunda Era, las construcciones empiezan a demandar mucha más materia prima y materiales manufacturados. Aunque también te dan más puntos de victoria además de beneficios adicionales como la posibilidad de construir una infraestructura adicional de forma gratuita.

Ninguna ciudad ha sido autosuficiente, y tampoco lo son en 7 Wonders. Científicos e historiadores griegos plasmaron su trabajo en papiro. Los egipcios, a su vez, importaron la tecnología del vidrio soplado de Oriente. Así que si te faltan recursos para construir, puedes comprárselos a otro jugador. Normalmente un recurso cuesta dos monedas, pero en algunos mercados y puestos comerciales puedes encontrarlos más baratos. De ese modo el comercio te permite beneficiarte indirectamente de la prosperidad económica de tus vecinos. Esto pasa más que en cualquier otra en la Era III, en la que incluso puedes obtener puntos de victoria en función de cómo de evolucionada esté tu ciudad vecina.

Si en 7 Wonders es importante la gloria, esta no se puede alcanzar si la ciudad es destruida a manos de un ejército asaltante. Por eso puedes construir estructuras militares como empalizadas, torres de vigilancia, arsenales y muchas más. Cada una tiene un cierto número de escudos y sumándolos todos obtienes un número total que es tu fuerza militar. Al final de cada Era, tomas esos escudos como armas y peleas con tus vecinos. Si, esos mismos vecinos con los que has estado comerciando y llegando a acuerdos económicos minutos antes. Las guerras en 7 Wonders son así, son duelos, y la ciudad con más escudos los gana. El perdedor sacrifica un punto de vida y el conquistador gana un punto en la Era I, tres en la Era II y cinco en la Era III.

¿Cómo lograrás que tu ciudad sea la más importante del viejo mundo?, ¿con el avance de la ciencia y la tecnología?, ¿estableciéndote como referente comercial o conquistando las ciudades rivales? Tú decides cómo lograr para tu pueblo en 7 Wonders una grandeza que sea recordada por los siglos de los siglos.