Azul

Azul, mejor juego del año

El juego ha sido galardonado con el premio Spiel des Jahres

Manuel I El Afortunado, rey de Portugal, encomendó a los artesanos decorar las paredes del palacio de Évora al estilo de otro con el que se había obsesionado: la Alhambra. Este es el punto de partida de Azul, el juego creado por Michael Kiesling que se ha proclamado hoy ganador del prestigioso premio Spiel des Jahres 2018 al mejor juego del año.

El jurado del galardón ha valorado muy positivamente que Azul combina dos elementos que en teoría son opuestos. La funcionalidad casi sobria del tablero de juego en contraste con la preciosa estética del mosaico resultante. Destacan también los azulejos bellamente decorados y la belleza y alta durabilidad de los materiales empleados al realizarlos como elementos que hacen que el juego sea muy placentero incluso a la vista. Además, el jurado de los premios Spiel des Jahres hace hincapié en la sencillez del mecanismo de elección de azulejos, que hace diferente cada partida.

Azul es un juego de colocación táctica de piezas alabado por aficionados y profesionales desde su salida al mercado. Tu objetivo en Azul es completar el mosaico de tu tablero individual antes de que lo haga la competencia, y ganarte así el favor del rey. Para reunir los azulejos necesarios tienes que visitar las fábricas del reino. Azul es un juego con un componente de azar, ya que las fábricas y el centro del tablero se surten de azulejos de manera aleatoria, pero también con un componente estratégico con el que planificar el orden de colocación de las losetas en el diseño de mosaico que te haya tocado ejecutar.

Un juego que, sin duda, estimula tu sentido visual además de tu intelecto. Apto para toda la familia puesto que está recomendado a partir de los ocho años y hasta cuatro jugadores. Elige bien los azulejos con los que te vas a hacer y completa el mosaico antes que tus rivales para hacerte con el favor del rey.