Tokyo Highway

Construye tu propio camino

Presentamos el juego de tablero y construcción Tokyo Highway

Lo has visto mil veces. Autopistas que se superponen formando unos enrevesados circuitos de varios niveles. La ciudad de Tokio concentra un gran número de carreteras que conectan las ciudades más importantes de todo el país. Un número incontable de coches las recorre a diario.

En Tokyo Highway os convertís en dos constructores de carreteras que, frente a frente, compiten por ser el primero en poner sus coches en circulación. En cada turno tienes la oportunidad de crear tu propia autopista. Para ello, en primer lugar, tienes que colocar los pilares sobre los que posteriormente vas a poner los tramos de carretera. En esta fase puedes, también, cambiar la posición de un pilar o un tramo colocados anteriormente. Al final de cada turno, en la tercera fase, tienes la oportunidad de depositar un coche en la última carretera construida.

Y llega el momento de la colocación de coches. Una vez que la carretera está construida y que tu rival ha comprobado que está todo correcto puedes poner uno de tus diez coches en tu carretera siempre y cuando cruce una de las del otro jugador. Hay dos maneras de que esto pase, o cruzarla por encima sin que haya otros niveles superiores o cruzarla por debajo siendo tu carretera el nivel inferior construido. Si se cumplen estos requisitos puedes poner en el mismo turno tantos coches como carreteras de tu contrincante cruces.

Tokyo Highway es un juego familiar, con una divertida mecánica de juego que te permite mezclar elementos de los típicos juegos de construcción con los de un juego de tablero. Ya solo por eso hará las delicias tanto de los más pequeños como de los adultos nostálgicos de este tipo de juegos. A lo largo de la partida puedes experimentar distintos tipos de construcción, como colocar pilares más o menos elevados para dar pendiente a tus carreteras, construir cruces o crear salidas para tu autopista. Para hacer esto último tienes que conseguir que una de tus carreteras pueda terminar sobre la mesa de forma segura, sin que haya algún desnivel entre el tramo de carretera y la superficie plana.

Cuando uno de vosotros haya colocado diez coches o hayáis utilizado todos los materiales de construcción, la partida termina y será proclamado ganador aquel constructor que más coches haya puesto en ruta. Pon tus cinco sentidos en la carretera para construir las mejores rutas, pero ve con cuidado de no dejar caer los pilares o tramos de carretera de tu oponente porque en ese caso serás penalizado con el mismo número de materiales que hayas destruido. De modo que ya lo sabes, ponte manos a la obra y convierte tu mesa de juego en una impresionante autopista futurista con Tokyo Highway.