Colt Express

Creo que oigo un tren

Colt Express es un juego de tablero de forajidos salteadores espectacular y divertido

Colt Express es un juego de tablero de conspiración y robo en el que de dos a seis forajidos asaltan un tren de vapor en un tablero de tres dimensiones.

Cada jugador es un forajido de una banda, dispuestos a conseguir todo el botín que tengan a mano y a disparar todas las balas que puedan contra sus antiguos compañeros. En cada ronda, los jugadores escogen las acciones que van a realizar, ya sea coger botín, disparar, golpear a otros forajidos o correr por los pasillos o techos del tren. Si eres capaz de predecir lo que van a hacer los adversarios, podrás responder a sus acciones y mantener la ventaja, pero si te cogen por sorpresa te quedarás atrás. Cuando el tren llegue a la estación, ¡solo el forajido más rico podrá declararse vencedor!

Planear  el crimen

Al principio de la partida, todos los forajidos de los jugadores se colocan al final del tren. El tren es un tablero en tres dimensiones construido con piezas de cartón, que permite moverse con facilidad por su interior y los techos. En los vagones hay una cierta cantidad de tesoro para coger, bolsas de oro y monedas, joyas y en la locomotora está la caja fuerte protegida por el Marshal.

Al principio de cada ronda se muestra una carta de Ronda que indica cuantos turnos habrá en la ronda actual. Los jugadores roban seis cartas de sus mazos y se turnan para jugar esas carta para determinar las acciones que van a hacer los forajidos y el orden en que las harán. Por supuesto, las acciones de cada jugador pueden estropear las de los demás, así que los planes no siempre saldrán bien. Es más, sólo robarás seis de las diez cartas del mazo, así que no hay manera de garantizar que vas a tener las cartas que necesitas.

Hay otras circunstancias que harán mucho más difícil saber que han planeado los adversarios. Las cartas de Ronda indican los turnos que se jugarán y pueden tener iconos especiales que cambian las reglas para ese turno, como por ejemplo que las cartas se juegan boca abajo, o que se cambia el orden de juego. Nunca vas a poder anticiparte al caos que supone intentar escapar con la mayor cantidad de oro posible.

Robar el botín

Una vez que los jugadores han jugado sus cartas para los turnos indicados en la carta de Ronda, el primer jugador coge la pila de estas cartas y va mostrando las cartas una por una, lo que permite a los jugadores realizar las acciones en el orden en que se jugaron originalmente.

Hay seis acciones distintas que se pueden llevar a cabo, dos de ellas permiten cambiar la posición, Correr para mover horizontalmente hacia delante o atrás un vagón si estás en el interior o hasta tres vagones si estás en el techo, y Trepar que permite cambiar del interior del vagón al techo.

El movimiento es esencial, ya que estás en el tren para coger el botín y escapar. Con la acción de Robar puedes escoger una ficha de botín del espacio en que estás y quedártela. Las fichas de botín no las tienes aseguradas por haberlas cogido, si juegas la acción Puñetazo puedes coger una ficha de botín de un adversario y volver a ponerla en el espacio que ocupa, y después puedes mover al forajido golpeado un vagón hacia delante o atrás.

Por supuesto en un asalto de esta escala, las balas empezarán a silbar antes o después. Si has jugado la carta Disparo, puedes disparar a otro forajido y darle una de tus cartas de Bala que tendrá que añadir a su mazo de Acciones. Cuando se roba una carta de Bala, se descarta sin efecto, lo que sirve para disminuir las opciones del objetivo. También hay otro motivo para disparar tus armas, al final de la partida el jugador que haya disparado más bala gana el título Pistolero, que le da una bonificación de 1000 dólares para su puntuación.

La última acción es llamar la atención del Marshal, que se encarga de proteger a los pasajeros y la caja fuerte de la compañía. La carta de Marshal te permite moverlo un vagón hacia delante o atrás. Cualquier forajido en el mismo vagón que el Marshal debe escapar hacia el tejado y también se lleva una carta de bala del Marshal.

Todos los bandidos se enfrentan entre ellos para conseguir la mayor cantidad posible de botín por todos los medios a su alcance. Al final de la partida, se muestra el valor del botín robado, se da el título de Pistolero al que ha disparado más balas, ¡y el forajido que haya conseguido más dinero cabalga victorioso hacia la puesta de sol!

Solo piensan en el dinero

Ante ti hay un tren lleno a rebosar de oro y joyas, lo único que se interpone en tu camino son los demás forajidos y la pistola del Marshal. ¡Coge tu revolver y asalta el Colt Express!