Sherlock Holmes Detective Asesor

El investigador investigado

Celebramos el 159 cumpleaños de Arthur Conan Doyle

Tal día como ayer, un 22 de mayo de 1859, nació en Edimburgo Arthur Ignatius Conan Doyle, creador de Sherlock Holmes. Médico sin pacientes, escritor por obligación, portero del equipo de fútbol de Portsmouth y jugador de golf y de críquet. Procedente de una familia con tradición en la ilustración y la caricatura. Perseguido por una leyenda negra que le postula, incluso, como candidato a ser Jack el Destripador.

Es indudable el talento como criminólogo de Arthur, cuya maestría a la hora de resolver casos por voz de sus inolvidables Sherlock Holmes y John Watson era tal que no es de extrañar que sintiera la tentación de tratar de dar caza a uno de los más célebres asesinos en serie. Un duelo de titanes en el que hasta el más mínimo detalle que podría pasar desapercibido al ojo humano puede ser determinante para la resolución del caso.

Los diez misterios que se incluyen en Jack y el Destripador y Aventuras en el West End para Sherlock Holmes: Detective Asesor, recogen no solo este choque de trenes sino toda la ambientación victoriana en la que se desarrollaron los hechos y en la que se inspiró Conan Doyle para escribir las historias que le darían fama. Recluido en su consulta oftalmológica, sin pacientes a los que atender y desarrollando cada vez una manía más intensa hacia el personaje al que había dado vida. Llegó un punto en el que Conan Doyle de buen grado hubiera terminado con Holmes para siempre, pero pronto su obra se hizo más grande que él mismo y pasó a ser patrimonio de la humanidad.

No obstante, tanto en Jack el Destripador y Aventuras en el West End como en toda la obra de Doyle encontramos elementos en común entre personaje y creador. Como el uso de la pipa o el gusto por la música, influenciado por los ecos de sonidos procedentes de Francia o Alemania ya que en aquellos momentos Reino Unido no era lo que se puede decir la capital de la creación musical. La atmósfera asfixiante, rígida, premeditada decimonónica. El caos y la existencia límite de Sherlock Holmes, llena de abusos e incongruencias. La calma y el acompañamiento de su fiel escudero, el doctor Watson. Y la presencia de un grupo de investigadores, los jugadores, que tienen la oportunidad de formar parte de cada escena, cada paso del camino. De hacerse presentes con Sherlock Holmes: Detective Asesor en un universo que creara Arthur Conan Doyle hace ahora 131 años.


 

Ver más