Ugha Bugha

Haz el payaso como si no hubiera un mañana

Juegos para llevarte a playa y dislocarte la mandíbula

No creas ni por asomo que el verano ha terminado. Estamos en mitad de agosto y muchos tomáis vuestros primeros días de vacaciones con muchas ganas y como si el mañana no existiese. Pero ¿habéis pensado como llenar todas esas horas que vais a pasar en la piscina y/o playa? Porque, seamos claros, llega un momento que apetece una partida rápida y divertida de algún juego. Un momento de esos que hace que durante la cena todos os acordéis de quien ha hecho más el idiota.

Güigüil güigüil rocyu

Si nunca habéis jugado a Ritmo y Bola no podéis imaginar cuan profundo es el abismo de la descoordinación humana. Nunca un grupo de amigos se vio tan sometido al ridículo cuando no son capaces de seguir una simples instrucciones al ritmo de Queen. Esta explicación es deliberadamente vaga ¡por qué queremos que lo pruebes y recuerdes nuestras palabras!

El juego de hacer el tonto

MimToo es el juego de las charadas definitivo o, es decir, el juego supremo para hacer el tonto. Imagina que robas un par de cartas donde te dice que eres y que estás haciendo, por ejemplo: un electricista bailando la polka. Mientras, en silencio y haciendo mímica, tienes que hacer que tus compañeros de equipo lo adivinen en tan solo un minuto. ¿Os dais cuenta de porque os lo tenéis que llevar a la piscina? ¡Siempre seréis recordados por todos vuestros vecinos de toalla como “la gente loca esa…”!

Aaaahahahahahaha

Si nuestras sugerencias anteriores no te han convencido no podrás resistirte a Ugha Bugha en el cual, interpretando a uno de nuestros antepasados cavernícolas, tendrás que competir por ser el líder del clan.

En una competición sin par tendrás que memorizar una serie de sonidos o acciones que se mostrarán en las cartas que, magia potagia, irán creciendo y complicando la partida. ¿Te imaginas las caras de las mesas de al lado en el chiringuito? ¡Preparaos para una colección de golpes en el pecho, gruñidos, golpes y otra cosas que no queremos dejar por escrito!

Son tan solo tres ejemplos maravillosos de juegos que pueden hacer de tus días de verano algo completamente inolvidable. Así que mete estos juegos en tu bolso de playa, haz el payaso y no mires atrás.