Hit Z Road

Haz lo que sea para sobrevivir

Hit Z Road es un juego de aventuras... y zombis

Llena el depósito, hazte con un montón de bebidas energéticas y con un buen puñado de munición. ¿Todo listo? Pues comienza la aventura.

En Hit Z Road tú y tus amigos comenzáis un viaje desde Chicago, conduciendo a través de Missouri, Kansas, Oklahoma y Texas. Atraviesas el centro de las ciudades y la inmensidad de la llanura de Estados Unidos, recorres Nuevo México, Arizona, las llanuras, el desierto y… ¿cómo? ¡hordas de zombis! Sí, acabas de adentrarte en una pesadilla post apocalíptica. Pero también has llegado a la hermosa costa californiana, de la que podrás disfrutar siempre y cuando consigas sobrevivir. Ese pequeño detalle.

Prepárate para un divertido juego de supervivencia. En Hit Z Road encuentras tensión e ironía a partes iguales. No tienes que ser más rápido que los zombis, te basta con ser más rápido que tus amigos para que ellos les sirvan de alimento.

Viajar por carretera nunca es fácil con zombis a tu alrededor que devoran e infectan todo cuanto encuentran en su camino. Y la cosa se va poniendo cada vez más fea a lo largo de las tres etapas del viaje en las que va aumentando la dificultad. Tu viaje está representado en el juego por una baraja de cartas de aventura, que se divide en tres etapas al inicio del juego. Cada etapa es barajada y la última se coloca en la parte inferior del mazo.

En cada turno de juego de Hit Z Road luchas con los zombis, ganas objetos, puntos de victoria… y tratas de sobrevivir hasta que el resto de jugadores vayan cayendo en combates espantosos y trágicos accidentes. Tu objetivo es resistir hasta completar el mazo de cartas de aventura que te llevará hasta Los Angeles. Si eres el único superviviente en llegar tan lejos, ganas. De lo contrario se alza con la victoria quien haya cosechado más puntos de victoria por el camino.

Hit Z Road es un juego de aventuras rápido, frenético, en el que luchas sin cuartel por sobrevivir mientras disputas una carrera por llegar con vida a tu destino. Hay un mundo entero sumido en el apocalipsis zombi ante ti, pero eso no es motivo para cancelar un viaje por carretera. Así que sube el volumen de la radio del coche, ponte el cinturón y pisa el acelerador hasta tu destino final.