Battlelands: Aftermath Edition

La basura del Hombre

Aprende a jugar a Battlelands: Tras la caída y haz tuya la chatarra

En el mundo postapocalíptico de Battlelands: Tras la Caída, los humanos se han extinguido, y facciones de animales inteligentes se disputan la supremacía sobre los restos de la civilización.  Este juego de Plaid Had Games tiene una rica ambientación y un desarrollo trepidante. 

En Battlelands: Tras la Caída la chatarra es lo más preciado. Por lo tanto, el objetivo del juego es conseguir la mayor cantidad chatarra posible, siendo el ganador el que acapare más al final del juego. Y la mejor manera de conseguirla  es… conquistando terrenos. ¡Así que tendrás que superar en batalla a tus enemigos!  En cada partida se celebrarán dos guerras, con 3 batallas cada una.

Lo primero que debes de hacer es elegir tu bando, de entre las diferentes facciones animales. Una vez lo sepas, recibirás 7 cartas exclusivas de ese bando, que conformarán tu mano inicial. Tras barajar las cartas de refuerzo y recibir también una misión secreta, habrá que preparar la primera guerra.

Cada guerra ha de prepararse por separado, desplegando tres cartas de terreno en medio de la mesa. También se despliegan cartas de refuerzo: estas pueden tener diferentes efectos, además de también añadir puntos de chatarra. En cada turno puedes jugar una carta de tu mano, pasar y atacar.  Tus cartas solo pueden ser de dos tipos:

  • Unidades: son tus tropas. Tus fuerzas pueden estar delante (cuerpo a cuerpo) o en la fila de retraguardia (ataques a distancia). Tienen una fuerza de combate, y al  jugarlas, resolverás también los diferentes efectos que pueden tener. 
  • Equipo: se vinculan a una carta de unidad. También tienen efectos diferentes al ser jugadas. Estas cartas dan más fuerza o capacidades a tus tropas, o incluso pueden sumar al total de tu chatarra acumulada.

Comprobarás que en cada guerra se resuelven decenas de efectos. A medida que todos los jugadores van usando sus fuerzas, unas cartas se potencian, otras se anulan, otras vuelven a tu mano, otras cambian de posición o son afectadas… nunca sabrás como terminará el despliegue de tus tropas. Tras varios turnos, puede que te quedes sin cartas, o que prefieras no jugar ninguna más. Si optas por pasar y no jugar ninguna, robarás una de la cartas de refuerzo que se han desplegado previamente. Así, el jugador que termine su turno antes podrá elegir qué carta recibe. 

Para saber quién ha resultado ser el ganador de la batalla, se debe sumar la fuerza de todas tus tropas y equipo. El que consiga más, puede reclamar ese territorio. Será el primer jugador en el turno siguiente. Al  final del juego, para conocer la puntuación, revelarás todas las tropas que destinaste a cumplir tus misiones secretas: el que haya acumulado más fuerza total recibirá puntos de victoria extra y se penalizará al que descuidara más ese aspecto.  Después se sumarán los puntos de chatarra conseguidos por territorios y refuerzos para saber el ganador.

Como ves, Battlelands: Tras la Caída tiene un desarrollo fácil, pero con multitud de variables gracias a las opciones y efectos de tus propias cartas y las de refuerzos.  Como comprobarás, derrotar a tus amigos será todo un reto. ¿Serás capaz de convertirte en el señor de la guerra que acumule más chatarra?