El Dilema del Rey

La soledad del poder

Como jugar a El Dilema del Rey, una experiencia interactiva y narrativa única de Horrible Guild

¡Ser Rey es mucho más difícil de lo que parece! Todos queremos serlo, pero tomar decisiones es muy duro. A veces debemos de elegir el mal menor, por el bien del pueblo. Normal que sean influenciables... y que haya quien se pueda aprovechar. De eso trata El Dilema del Rey: como uno de sus hombres de confianza, tendrás que intentar darle los mejores consejos (los que a ti te convengan, claro).

Cada jugador representa a una casa noble, con cada turno representando a una generación de tu familia. Hay un total de 12 casas diferentes, con rasgos y objetivos diferentes. Por eso tendrás tu propia pantalla de jugador, para ocultar tus avances y manipulaciones, y que te indicará tus objetivos en la campaña.

El tablero incluye la estabilidad del reino en diferentes aspectos: si hay riquezas, felicidad, cultura...  Estos pueden subir o bajar según la actuación del rey. Puede que tus objetivos sea conseguir subir uno de los niveles... ¡o quizá bajarlos, para beneficiarte de alguna carencia!

La mayoría de las rondas comienzan abriendo uno de los 75 sobres cerrados. En cada uno de ellos hay una única carta que representa una difícil decisión que tendrás que hacer. La carta incluye las consecuencias que tendrás si el rey toma esa decisión o si la rechaza. Por ejemplo, podemos optar por reforzar el ejército... si lo hacemos, crecerá el poder militar, pero perderemos riquezas. 

Al principio, estos dilemas pueden resultar algo obvios, como no comprar alimentos en mal estado (aunque puede que no te quede más remedio), pero la cosa se irá complicando conforme la partida, o la campaña, evolucione, poniéndote en más de un aprieto. ¿Darás al pueblo lo que pide, para paliar problemas a corto plazo, aunque sería mejor tomar medidas drásticas? ¿Serás de anticipar el resultado de una campaña bélica?

Además de tus objetivos a largo plazo, que están en la pantalla, también tendrás un objetivo para esa partida en concreto. La votación se hará poniendo Contadores de Poder en el “sí” o el “no”. Si los jugadores se abstienen, puede que consigas el objetivo fácilmente, usando pocas fichas... pero en otros casos, tendrás que convencer al resto: puedes ofrecer futuros apoyos, hacer algún soborno, tirarte un farol...

Después será el momento de dar la vuelta al “si” o al “no” y comprobar las consecuencias de realizar o no esa acción. ¡Puedes traer la ruina al reino sin proponértelo, o ayudar a su prosperidad!

A veces, el resultado de la decisión te hará abrir otro sobre, cambiando las circunstancias. En otras ocasiones te darán una pegatina, que se usará para indicar un efecto permanente, para bien o para mal. Si has tomado una decisión particularmente dura a largo plazo, tendrás que firmar el tablero para dejar constancia de ello para la posteridad.

Estará por ver si te recordarán como un benefactor o como un torpe consejero.


El Dilema del Rey estará disponible en tu tienda favorita a lo largo del tercer trimestre (más información aquí), ¡no te quedes sin él y haz tu reserva lo antes posible! Si quieres ampliar esta información te aconsejamos visitar su colección para conocer más detalles. 

Cuando compres un juego en tu tienda de confianza, hazte un selfie con él y utiliza los hashtags #CompraUnJuego #ShopYourGame en tus publicaciones en redes sociales para apoyar su esfuerzo.

Suscríbete a nuestro newsletter y no te pierdas ni una sola de las novedades, apúntate a nuestro canal de Telegram y sé el primero en conocer todas las noticias y síguenos en redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, YouTube y canal RSS).

Cuídate mucho y no olvides seguir todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias. ¡Ánimo!