Leyendas de Luma

Leyendas al calor de la hoguera

Presentamos Nómadas, el nuevo título de Legends of Luma

Nómadas es mucho más que parte de una colección de juegos, es todo un universo que se abre ante ti para que lo explores. Una experiencia que traspasa los límites del tablero, en la que acompañas a los protagonistas en una aventura que salta de un juego a otro. Primero fue ¡Oh Capitán!, en el que te estabas atrapado en una isla y tratabas de sobrevivir negociando con los nómadas que la habitan.

En Nómadas los aventureros han abandonado la guarida de Nukha, han explorado la ciudad de Kokota y se encuentran inmersos en un viaje a través de las montañas de Luma. A la caída de la noche, los nómadas instalan el campo base y se sientan a contar historias alrededor del fuego. El gran chamán invita a nuestros héroes a probar una poción con un extraño efecto. De pronto sientes que estás en dos sitios a la vez, mientras llegan a tus oídos las canciones e historias que se siguen contando al calor de la hoguera del campamento.

En Nómadas tu objetivo es recolectar fragmentos de las historias de los nómadas para reconstruir la crónica de las Leyendas. Cuantos más testimonios recojas, cuantos más fragmentos tengas, más completa será tu narración y te convertirás en el ganador de la partida. Pero ten cuidado, si no consigues conectar bien los fragmentos y los dejas aislados, sin sentido, pueden crear cierta confusión y hacerte perder puntos.

Durante el juego puedes moverte alrededor del fuego para escuchar historias y tratar de hacerte con sus correspondientes fragmentos. Cada aventurero, según su personalidad, te proporciona capacidades especiales para ayudarte en esta tarea. Moon, por ejemplo, al ser hija adoptiva de Lys se aprovecha de la ausencia de su madre del juego y mueve su ficha a cualquier parte. Red, como es su costumbre, encuentra la forma de hacer alguna trampa en el juego y te permite poner uno de tus discos encima de una pila, saltándote el orden. Y, bueno, Nostromo tiene una rana que nadie sabe muy bien dónde se esconde así que puedes colocarla en cualquier lugar de la hoguera y usarla como un disco más. También puedes cambiar tus losetas por cartas de Leyenda o de Canción, que te dan puntos adicionales al final de la partida.

Cuando solo queden dos pilas de fichas en el tablero, la partida habrá terminado. Entonces sumarás puntos tanto por las cartas de Leyenda o Canción que poseas como por el número de fichas de Luna que conserves. Cada loseta de Historia que tengas, sin embargo, te restará un punto porque supone un fragmento incompleto de historia que no se puede conectar con nada más. La puntuación más alta gana la partida y el respeto de todos los nómadas de Luma, embelesados por tu capacidad de contar bellas historias.