Wasteland Express Delivery Service

Motores calientes

Como jugar a Wasteland Express Delivery Service (parte 1)

El páramo del futuro apocalíptico se extiende durante kilómetros y kilómetros. Para algunos es una visión descorazonadora, pero para ti, es una oportunidad de hacer fortuna. En Wasteland Express Delivery Service tendrás que transportar las mercancías más valiosas de un pueblo a otro, preparando tu vehículo para soportar los rigores de estos territorios y los ataques de tus rivales.

En esta serie de art√≠culos vamos a ense√Īarte a jugar de manera somera, para que tengas una buena idea de lo que te espera en este fant√°stico juego de¬†Pandasaurus Games. Hoy vamos a explicarte las tres √°reas principales donde se desarrolla el juego para profundizar en su desarrollo en futuras entregas.

El objetivo de una partida es completar tres contratos urgentes, cumpliendo las condiciones que indican. Estas pueden ser desde la entrega de mercanc√≠as sencillas a acabar con Saqueadores, o cosas un poco m√°s complejas. El primer jugador que consiga terminar estos tres contratos, gana el juego. La campa√Īa y los pueden tener otro tipo de condiciones de victoria.

El tablero de juego es la primera de las áreas que debes conocer, y se construye con fichas octogonales que llamamos Piezas de tablero. Si juegas un escenario,  puede que éste te indique como debes colocarlas. En otros casos, podrás crear un tablero nuevo completamente al azar. Después se colocan los marcadores con los diferentes Asentamientos (lugares con los que puedes interactuar) y El almacén, el punto de partida y refugio de todos los jugadores.

Cada Pieza de terreno est√° dividido en varias zonas, por las que se desplazar√°n los camiones de los jugadores para llegar a las diferentes localizaciones. Algunas de estas zonas pueden ser m√°s dif√≠ciles de cruzar (cuestan m√°s movimiento) o albergan alg√ļn requisito o peligro. ¬°Hasta pueden ser radioactivas!

La acción principal del juego tiene lugar cruzando las Zonas y las Piezas de tablero, recogiendo y entregando mercancías y enfrentándose a Saqueadores y otros peligros. Tu camión es la herramienta clave para conseguir triunfar. Cada jugador tiene su propio tablero de camión. Este tiene varios apartados, siendo los principales los que indican que acciones puedes realizar y qué módulos dispone tu camión.

Dispones de varios Marcadores de acción: estos controlan cuantas acciones puedes realizar en tu turno. Cada vez que hagas algo, tomarás uno de tus marcadores y lo situarás en su espacio correspondiente, para indicar que estás realizando esa acción. Cuando no te queden marcadores, no podrás hacer nuevas acciones hasta el siguiente turno.

Por otra parte, cada cami√≥n tiene una serie de espacios que indican el equipamiento del que dispone. Estte podr√≠a ser son armas, armadura, una pala excavadora, espacio de carga... Podr√°s ir adquiri√©ndolos en las diferentes tiendas. L√≥gicamente, ning√ļn cami√≥n puede tener todos los m√≥dulos a la vez, as√≠ que tendr√°s que elegir con cuidado los que te son m√°s √ļtiles.

El tercer componente fundamental del juego es El mercado. El tablero de mercado nos muestra el precio actual de las tres mercanc√≠as: agua, armas y comida, y tambi√©n el de los artefactos. Tendr√°s que adquirir estos productos para entregarlos, pero su precio fluct√ļa a lo largo de la partida. Si suministras agua a muchos Asentamientos, bajar√° la demanda y por lo tanto su precio. Por el contrario, si aparecen varios contadores de demanda en muchas localizaciones, aumentar√° el precio.

En cuanto a los Artefactos, son necesarios para cumplir ciertos contratos, pero suelen ser caros. Quizá, para cumplir un contrato, primero tengas que comprar y entregar mercancías, para así acumular dinero y después comprar el artefacto que te piden...

¬ŅLo tienes? Con estos conceptos ya puedes comenzar a sentir c√≥mo se desarrolla una partida de¬† Wasteland Express Delivery Service. En posteriores entradas te contaremos como se desarrolla la partida, el combate y varias de las situaciones que aparecer√°n en tu partida. ¬°No te los pierdas!