GEN7

Nada puede salir mal

Los oficiales y sus misiones en GEN7

En GEN7, los jugadores representan el papel de oficiales de la misión espacial más grande de la historia. Son aquellos a los que ha despertado el ordenador de a bordo cuando ha detectado que algo estaba fallando. Es una tarea de altísima responsabilidad: el futuro de la humanidad está en sus manos.

Un fin tan elevado requiere, claro está, de la colaboración de todos los implicados.  Efectivamente, GEN7 es un juego colaborativo, donde los jugadores hablarán entre ellos para tratar de ponerse de acuerdo y trabajar en equipo. Pero también hay momentos en lo que tú, como jugador individual, querrás seguir tus propios planes.

Los oficiales tienen dos tipos de objetivos. El primero de ellos es, evidentemente, solucionar todas las tareas críticas que comienzan a aparecer. Se trata de problemas con los sistemas que tendrán que intentar solucionar como sea, o la situación en la nave comenzará a deteriorase seriamente. Si no se apaga un fuego en uno de los hangares, o no se soluciona una avería en el reciclador de oxígeno, las condiciones de vida en la nave pueden quedar comprometidas. Los marcadores de la sostenibilidad de la vida bajarán.

Para atajar este tipo de problemas los jugadores tendrán que trabajar en equipo y destinar sus recursos a estos trabajos. Aunque también pueden utilizarlos para conseguir otras cosas necesarias. En esta noticia os hablamos de como funciona exactamente todo esto.

Pero los oficiales tienen pueden tener Objetivos Personales.  asignado previamente; otra corresponderá a la marcada como “plan A”; y la tercera como “plan B”.

Cada Objetivo Personal cumplido te otorgará un beneficio en forma de estrellas de oficial. Si eres hábil, podrás completar todas las cartas de Objetivo Personal en un solo episodio. Eso sí: recuerda que aquellas marcadas como Plan A y Plan B son información privada, planes que solo conoce tu oficial. Si consigues terminarlas, sitúalas al lado de tu barracón. 

Al final del episodio, los jugadores contarán su número de estrellas, y  están podrán ser empleadas en conseguir nuevos Privilegios para sus personajes. Estos se podrán utilizar de un episodio a otro, y pueden suponer una gran diferencia. Si no empleas todas, también podrás conservarlas y usarlas en la próxima misión.

Así, los jugadores, con sus decisiones colectivas, van dando forma a la historia. Pero, buscando cumplir sus objetivos individuales, también otorgan personalidad a sus propios personajes, y los van construyendo con el transcurso de las misiones. Todo forma parte de la historia épica que GEN7 te narrará a lo largo de diferentes sesiones de juego, y que los oficiales irán descubriendo al mismo tiempo que los jugadores. Las sorpresas vendrán tanto de los giros argumentales propio de un juego de encrucijadas... como de los que guarde cada oficial para sus compañeros.


 

Ver más