Formula D

No hay reglas sobre el asfalto

Formula D, mucho más que el modo Fórmula 1

Pocos juegos pueden hacer que suba tu adrenalina y acelerar tus emociones como Formula D. Tú, y hasta otros nueve jugadores, competís por el oro en algunos de los circuitos más importantes del mundo. Mónaco, Valencia o Sotchi. Desde el asiento del conductor sientes que el motor de tu coche está al ralentí, un ruido grave que sacude todo el habitáculo. Una multitud de espectadores llena la calle tras de ti pero, por delante, se abre la carretera mientras las luces se van encendiendo a tu paso. Vas tan rápido que apenas eres capaz de distinguir a uno de tus rivales mientras te pasa como una exhalación dejándote tan solo acompañado por el rugido de su motor... Pero Formula D es mucho más que Fórmula 1, no es el único tipo de carrera al que te puedes enfrentar durante el juego.

Compitas en un circuito oficial o en otros escenarios en Formula D los coches se organizan dentro del caos tras la línea de salida esperando a que cambie el semáforo. Miras frente a ti y ves el mismo panel y la misma palanca de cambios que usas en la alta competición, para controlar la velocidad y el rendimiento del coche durante la carrera. Ahora estás corriendo campo a través. Se parece a la Fórmula 1, pero es otro rollo. Cada conductor tiene diferentes estadísticas, puede soportar diferentes niveles de desgaste en sus llantas, frenos, caja de cambios, carrocería o motor. Además, cada conductor tiene una habilidad especial que puede usar durante la carrera. Derek Manson, por ejemplo, tiene una conducción muy agresiva que frecuentemente termina con sus contrincantes fuera de la carretera. Tamara Matahi, por su lado, no dudará en expulsar sobre la carretera toda la chatarra que pueda para desestabilizar a sus perseguidores. Y si vas en el coche de Dimitri Tzarof una cosa es segura, probablemente estés en el coche con el motor más robusto y resistente de la competición.

Las carreras de Formula D muchas veces transcurren en plena ciudad, de manera que vas a encontrar escombros impidiéndote el paso en algunas zonas. Si logras no desconcentrarte ni perder el control, otro de los retos que tendrás que superar son los cruces. En ocasiones dos partes del trazado se cruzan, de modo que tienes que extremar el cuidado para no acabar empotrado en el coche de otro jugador. Pero los obstáculos que se te presentan en la ciudad no terminan ahí. Esquivar una bala perdida o atravesar una comisaría de policía durante la carrera son algunas de las situaciones en las que puedes encontrarte. A cada nueva curva, un nuevo peligro que te obligará a ti y a tu bólido a poner a prueba vuestros límites y vuestro talento.

Formula D es un juego que te permite experimentar las sensaciones de correr en distintos tipos de carrera, no solo en la excitante Fórmula 1 sino también, por ejemplo, en la peligrosa y retadora ciudad. Toma el mando, acomódate en el asiento del conductor y confía en tu suerte, tus reflejos y tu habilidad porque estás a punto de tomar la salida en la mejor carrera de tu vida.

Suscríbete al canal de Telegram de Asmodee España.