Chromino

Pito doble

Reserva ya tu copia de Chromino en tu tienda favorita

Chromino es el dominó cromático, así de simple y así de divertido. Y de adictivo. La mecánica ya la conoces: colocar las fichas coincidentes hasta ser el primero en quedarte sin ninguna. Pero ahora dejas atrás el aburrido blanco y negro del juego clásico para sumergirte en una explosión de colores sin perder la esencia ni la jugabilidad del formato. Puedes jugar solo o con hasta siete jugadores más, cualquier momento es bueno para comenzar una partida aunque una vez que empieces no sabrás cuándo parar.

Al inicio de la partida se reparten las fichas, entre las que se encuentran 5 fichas comod√≠n, y se coloca la primera ficha sobre la mesa. Cada jugador, en su turno, debe colocar una ficha que coincida en color con las fichas colocadas en √ļltimo lugar, continuando la serie. No solo tienes que ser r√°pido, sino que es importante agudizar tu ingenio y tirar de estrategia para no quedarte con ninguna ficha relegada sin colocar. La partida termina cuando uno de los jugadores se queda sin fichas y, as√≠, se proclama ganador. El juego incluye una bolsa de transporte para que puedas llevarlo a cualquier parte, en cualquier √©poca del a√Īo: de vacaciones, en reuniones con amigos, en la playa o durante el tiempo de espera del aeropuerto.

Como en Chromino la clave es el color de las fichas, para ganar solo necesitas prestar atención a los colores en juego y colocar tu mejor ficha cada vez. Por lo tanto es un juego apropiado para toda la familia en el que pueden medirse nietos y abuelos con igual soltura. Sencillo, visual y rápido. Un clásico inmediato que va a pasar a formar parte de los juegos imprescindibles en reuniones familiares y cenas con amigos.

Juégalo como quieras, con el reglamento que incluye el juego o basándote en otras reglas que inventéis vosotros. Juegues como juegues, con Chromino te esperan horas de diversión a todo color.