Crossing

Recoge la piedra y esconde la mano

Presentamos Crossing, un divertido juego para cualquier edad

Crossing es un juego imaginativo y rápido para toda la familia. Desde tres y hasta seis jugadores y quince minutos libres, es todo lo que necesitas para que la diversión comience. Cada uno de vosotros representa a una de las seis razas de Spamootail y, si quieres ganar, tienes que ser el que más piedras recoja.

Llega el verano y las piedras preciosas de la vida brotan de las setas gigantes cerca de la pequeña ciudad de Crossing. Te han elegido como representante de tu raza para recoger tantas de estas mágicas piedras como puedas, así que la carrera está a punto de empezar. Humanos, pixies, goblins, elfos, enanos y hadas viven en perfecta armonía… casi todo el año. Las peleas y los robos están a la orden del día en época de recolección, así que ándate con ojo.

Recoge todas las piedras que te sea posible mientras brotan de las setas, y date prisa porque todos los participantes jugáis simultáneamente. Cuando todas las piedras de la vida han brotado, marcando la puesta de sol del día en que comienza el solsticio de verano, será tu última oportunidad de hacerte con ellas y ganar la partida.

El tablero de Crossing se compone de una serie de fichas de seta en el centro, y debes colocar una menos que jugadores haya. En cada seta deben ir dos piedras de vida. A la de tres, todos apuntáis a una seta. Solo te harás con las piedras de vida si nadie más ha elegido la misma seta que tú. Y así ronda tras ronda. Las setas que se vacían obtienen dos piedras para la siguiente ronda y las que ya tienen alguna piedra ganan solamente una más. Según el color de cada piedra su valor es distinto. Las piedras blancas equivalen a dos puntos y el resto a uno. Eso si, si consigues un trío de piedras azul, amarilla y roja obtienes cinco puntos directamente.

Pero en Crossing no todo es recolectar sino que también es importante que protejas tus beneficios. Puedes usar una ronda para proteger tus piedras. No podrás recolectar más ni robar piedras a tus rivales, pero ellos tampoco podrán robarte a ti. Una vez que todas las piedras de vida han sido jugadas el juego termina y quien más puntos tenga será el orgullo de su raza, se proclamará ganador. ¿Serás el más astuto de los duendes, robando a veces y protegiendo tu botón el resto del tiempo? ¿O uno de los honorables enanos que alcanzan la gloria sin perjudicar a los demás?