Last Bastion

Un buen lugar para morir

Aprende a jugar a Last Bastion, el juego cooperativo épico de Repos Production

Last Bastion es un desafío para todo tipo de jugadores. En este juego cooperativo, todos los participantes formarán equipo para defender la fortaleza sagrada de las hordas de la señora del mal. ¡Si el ejército demoníaco llega hasta el palacio imperial, el ritual mágico quedará abortado y serán libres para sembrar el caos!

Los jugadores irán alternando sus turnos, con el objetivo de atacar a los monstruos invasores o de potenciarse a si mismo o a sus aliados. El Señor de la Guerra siempre estará situado en la parte final del mazo de Horda, así que habrá que derrotar a muchas criaturas antes de tener la oportunidad de acabar con el jefazo. 

Lo primero que hay que hacer es situar las losetas de Bastión en una cuadrícula de 3x3, formando la Fortaleza, el tablero del juego. Cada jugador recibe un tablero de Héroe, que está vinculado a uno de los cuatro tableros de Horda, correspondiente a los cuatro flancos en peligro.

Los turnos de cada jugador tienen dos fases: la de la Horda y la del propio Héroe. Durante la primera, los monstruos que están en tu tablero de Horda se activan, y se roba una nueva carta de monstruo, que es jugada inmediatamente. En el caso de que tu tablero no tenga espacios libres, estando repleto con tres monstruos, se activará la habilidad que incluye ese tablero. ¡Debes de intentar mantener siempre un espacio vacío, o pasarán cosas malas!

Durante tu fase, podrás mover a tu héroe un espacio, además de una de estas dos opciones: activar la habilidad de la loseta de Bastión en la que estás o luchar con los enemigos adyacentes. Los monstruos y los jefes tienen un número de iconos en cada carta que representa su salud. Para derrotarlos, tirarás tres dados para superar esta resistencia. Puedes conseguir más dados o equipo que te ayude a derrotarlos o mejorar tus tiradas.

Por supuesto, los 8 héroes tienen poderes únicos: algunos pueden debilitar a los monstruos, mientras que otros pueden repetir una tirada. Además, todos los héroes disponen de un marcador de Generala, una llamada a las armas que puedes usar una sola vez por partida, con la que puedes usar la habilidad de cualquier loseta de Bastión de la Fortaleza. ¡Úsala con sabiduría!

Por supuesto, los monstruos también tienen sus poderes o efectos, indicados en las cartas: algunos son activados al entrar en juego; otros están siempre activos, o se aplican a los tableros adyacentes. Algunos incluso tienen efectos que se aplican cuando son derrotados. Los más peligrosos son los contadores de Dominio del Mal, que se colocan sobre las losetas de Bastión y que van sumergiendo poco a poco la Fortaleza en las tinieblas.

Los jugadores ganarán si derrotan al Señor de la Guerra. Para perder, todos los héroes tendrán que estar derrotados o heridos al mismo tiempo. También perderás si el mazo de Horda se agota, así como si se acumulan tres fichas de Dominio del Mal al mismo tiempo en la Fortaleza.

Ahora ya sabes jugar, pero... ¡te queda mucho para dominar el juego! Cada partida a Last Bastion es diferente, y cada turno aumenta la tensión y el peligro para los jugadores: un verdadero reto incluso a los jugadores más veteranos que, estamos convencidos, se va a convertir en uno de los cooperativos más celebrados del año.


 

Ver más