Imagine

Un sinfín de historias por contar

Descubre cómo sacarle partido a las cartas transparentes de Imagine

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, pero también es cierto que las palabras pueden contar la historia de una imagen. Creas una cosa o la otra, tengas la edad que tengas, Imagine pone a prueba tu creatividad y tu destreza para mantener la atención del resto de jugadores sin pronunciar una sola palabra.

Coge la baraja de cartas transparentes y colócalas en círculo, a disposición de todos. Después, elige una carta de la baraja de Enigmas y elige una de las ocho palabras que contiene. Cada una de ellas está relacionada, además, con una categoría. Una vez tengas clara la palabra que quieres jugar elige tantas cartas transparentes como necesites para explicarla. Cada una de ellas tiene un símbolo y no hay límites en el modo en que puedes usarlas. Puedes hacer castillos en el aire, formar palabras en 3D, combinar los símbolos de varias cartas o hacer que se muevan y se caigan… Deja volar tu imaginación y piensa en la forma más divertida, y efectiva, de que los demás jugadores descubran de qué les estás hablando.

Tanto el más rápido en acertar la palabra como el narrador silencioso se llevan un punto. Así sucesivamente durante dos rondas, en las que tienes la oportunidad de acumular puntos tanto en tu turno como acertando las palabras que expliquen tus compañeros de partida antes de que lo haga otro. Aunque pueda parecer que las 60 cartas limitan las posibilidades de expresión, es asombroso cómo se pueden llevar al límite con un sinfín de maneras de emplearlas para expresar todo tipo de pensamientos y situaciones. Todo ello gracias a un diseño de cartas meditado e inteligente.

Cada partida de Imagine es distinta, por varios motivos. En primer lugar, el número de jugadores determinará la duración de la partida. A más jugadores, mayor duración pero también más posibilidades de acumular puntos. Y mayor diversión, al comprobar cómo el discurrir de cada una de vuestras cabezas puede interpretar de manera tan diferente las pistas del narrador. El segundo motivo es que las cartas incluyen no menos de mil palabras diferentes, a las que cada uno puede darle su toque imaginativo y que pueden ampliarse usando otras palabras de vuestra propia cosecha.

Un juego perfecto para cualquier situación: reunión familiar, fiesta con amigos o una sobremesa cualquiera. Igual de divertido tanto para tres jugadores como en reuniones más numerosas. Interactúa con una baraja de cartas como nunca lo has hecho hasta ahora y, además, como son transparentes puedes combinar una con tantas otras como quieras. Pon a prueba tu capacidad de comunicarte empleando solo tu imaginación con Imagine.