Carta Impera Victoria

Una civilización a tus pies

Presentamos el juego de cartas Carta Impera Victoria

Levanta tu propia nación, piedra a piedra, y gánate el respeto y la admiración de tus súbditos. Esto es Carta Impera Victoria, un juego que pone a prueba tu capacidad diplomática y estratégica. Despliega todo tu arsenal de tácticas para la guerra y la paz hasta que logres un control hegemónico de uno de los seis dominios del estado: el militar, el religioso, el económico, el científico, el cultural o la Utopía.

Para ganar una partida de Carta Impera Victoria debes ser el más rápido, el más hábil, el primero en conseguir hacerte con 7 cartas del mismo dominio. Para lograrlo tienes que vigilar las acciones de tus oponentes y asegurarte de que no se te adelanten al tiempo que eliges las cartas que más te hagan avanzar hacia tu objetivo. En el momento en que lo consigas habrás ganado la carrera por la dominación mundial, al final del turno serás el vencedor. No siempre es posible alcanzar la cifra de 7 cartas del mismo dominio, en caso de que el mazo se quede sin cartas antes de que eso ocurra ganará el jugador que prevalezca en un mayor número de dominios. También existen reglas específicas para el modo de dos jugadores, de manera que solo necesitas un rival para sacarle todo el partido a este épico juego de cartas.

Cuando decides jugar una carta durante tu turno puedes desencadenar un efecto permanente o un efecto de descarte. Pongamos como ejemplo las cartas del dominio religioso. El efecto permanente de la carta Libro Sagrado consiste en que siempre que tengas al menos dos cartas de religión en tu poder, en una partida de cuatro jugadores, tu mano aumenta de tres a cinco cartas. Pero si, por el contrario, descartas la carta Inquisición obtienes su efecto de descarte. Elige a un rival y coge todas las cartas de su mano. Elige qué cartas quieres quedarte y devuélvele el mismo número de cartas que le has cogido sustituyendo las que te apropies.

El efecto de las cartas del dominio cultural de Carta Impera Victoria es ligeramente diferente. Puedes plagiar el efecto permanente de cualquier carta en posesión de otro jugador, pero solo si eres quien más cartas de este dominio posee. Para dejar claro que llevas la delantera en lo que a cultura se refiere, coloca ante ti la moneda de cultura bien visible. Pero no bajes la guardia, porque igual que tú controlas el avance enemigo tus oponentes te siguen la pista muy de cerca. Usa los efectos de las cartas en el momento adecuado, cógeles desprevenidos y avanzarás más rápidamente hacia la hegemonía. Toma las riendas de todo un imperio con Carta Impera Victoria, un rápido y divertido juego de cartas para entre dos y cuatro jugadores perfecto para jugar en cualquier momento del día y con jugadores de cualquier edad.