Battlelands: Aftermath Edition

Y heredarán la tierra

Diseño y arte de Battlelands: Tras la Caída

"El hombre moderno ya no ve en la naturaleza el sentido divino y se siente perfectamente libre de comportarse como un poderoso conquistador y tirano"

-Aldous Huxley

Hay juegos que son capaces de llamar la atención no solo por su jugabilidad, sino también por su trasfondo y su imaginería. Battlelands: Tras la Caída es uno de esos juegos. Desde que comenzamos a ver sus primeros diseños, quedamos maravillados, sabemos que no somos los únicos que estamos encantados viendo a estos animales con corazón guerrero.

El origen de Battlelands: Tras la Caída y su carga narrativa hay que encontrarlos en su diseñador, Jerry Hawthorne. Puede que te suene como el creador de un gran éxito de la última temporada: Fábulas de Peluche, además de responsable de otro gran lanzamiento: Comanautas. Este diseñador está especializado en juegos con apariencia amable, pero con enormes capacidades narrativas y mucha atmósfera. De hecho, en una de sus propuestas anteriores, Mice and Mystics: De ratones y magia, ya nos traía a un grupo de ratoncitos inteligentes como los protagonistas de la historia.

Pero la combinación de este nuevo universo, en el que animales racionales sobrevivían en un ambiente postapocalíptico resonó especialmente. Y los diseños y personajes creados para el juego eran magníficos. ¡Era una pena utilizarlos en una única propuesta! De ahí que aparezca este Battlelands: Tras la Caída, ofreciendo una propuesta bien distinta, uniendo unas reglas rápidas y estratégicas con este sugerente mundo de ficción.

El tiempo donde transcurre Battlelands: Tras la Caída, nos traslada décadas al futuro, después de que algún tipo de holocausto haya terminado con la raza humana. Los animales son los dueños del planeta. Muchas especies han mutado y evolucionado rápidamente hasta adquirir inteligencia y ahora, se disputan los restos de la civilización.

Algunos son depredadores naturales; otros han aprendido a luchar y utilizan su recién adquirido raciocinio para sobrevivir ante enemigos más fuertes. Aprendiendo el uso de herramientas y descubriendo como usar los restos de la tecnología humana, ratones, mapaches, lagartos y topos pelean por la chatarra, el precioso metal cuyo dominio puede convertirles en la especie más poderosa.

Todo esto tiene que estar perfectamente transmitido por el arte y el diseño de cartas y componentes, y desde luego. Battlelands: Tras la Caída tiene un aspecto estupendo. De ello se han encargado el estadounidense Jimmy Xia, también responsable de las ilustraciones de Comanautas: todo un profesional con  años de carrera a sus espaldas... cuando aún no ha terminado su carrera de biología molecular. En esta ocasión, Xia se ha acompañado de Bima, recién llegado al mundo de los juegos de mesa y especializado en recrear paisajes postapocalípticos.

Está claro que todo el equipo de Plaid Hat Games confía en estos jovencísimos ilustradores y el resultado, creemos, salta a la vista: todo un nuevo mundo plasmado ante nuestros ojos, donde el holocausto ha traído nuevas especies inteligentes envueltos en otra cruenta guerra. ¡No nos extrañaría que sigamos viendo a estos personajes en futuros juegos!