CHYF: Dothraki Hrakkars

Los grandes leones blancos del mar Dothraki son bestias nobles y majestuosas que medran en las inabarcables praderas a pesar de lo valiosas que son sus pieles. Haber cazado a...

2+ Jugadores
14+ Edad
60 min Duración
  • CHYF: Dothraki Hrakkars
  • CHYF: Dothraki Hrakkars
  • CHYF: Dothraki Hrakkars
  • CHYF: Dothraki Hrakkars

Los grandes leones blancos del mar Dothraki son bestias nobles y majestuosas que medran en las inabarcables praderas a pesar de lo valiosas que son sus pieles.

Haber cazado a uno ya otorga gran prestigio, pero llegar a domarlo es una proeza que solamente se ha visto lograr a los khalasars más poderosos. Dado que tienen un tamaño y una ferocidad similares a los de los afamados lobos huargos de los Stark, los hrakkars constituyen una formidable arma de guerra. Al margen de sus garras y sus fuertes mandíbulas, el sigilo natural de los hrakkars es una de sus capacidades más notables. Esto se debe a que, con el adiestramiento apropiado, un hrakkar puede deslizarse sin ser visto hasta una posición ventajosa en la que se mantendrá listo para, al dársele la orden, abalanzarse sobre algún enemigo desprevenido y hacerle entrar en pánico.

¿Qué hay en la caja?

  • 2 miniaturas de Hrakkars y domadores en bandeja individual grande
  • 2 cartas de unidad Combatiente

Detalles del juego

Los grandes leones blancos del mar Dothraki son bestias nobles y majestuosas que medran en…

Haber cazado a uno ya otorga gran prestigio, pero llegar a domarlo es una proeza que solamente se ha visto lograr a los khalasars más poderosos. Dado que tienen un tamaño y una ferocidad similares a los de los afamados lobos huargos de los Stark, los hrakkars constituyen una formidable arma de guerra. Al margen de sus garras y sus fuertes mandíbulas, el sigilo natural de los hrakkars es una de sus capacidades más notables. Esto se debe a que, con el adiestramiento apropiado, un hrakkar puede deslizarse sin ser visto hasta una posición ventajosa en la que se mantendrá listo para, al dársele la orden, abalanzarse sobre algún enemigo desprevenido y hacerle entrar en pánico.