CHYF: Hijos del hierro saqueadores

Los infames barcoluengos de los hijos del hierro son motivo de temor para los comerciantes marítimos y las aldeas costeras a lo largo y ancho de los Siete Reinos. Los...

2+ Jugadores
14+ Edad
60 min Duración
  • CHYF: Hijos del hierro saqueadores
  • CHYF: Hijos del hierro saqueadores
  • CHYF: Hijos del hierro saqueadores
  • CHYF: Hijos del hierro saqueadores

Los infames barcoluengos de los hijos del hierro son motivo de temor para los comerciantes marítimos y las aldeas costeras a lo largo y ancho de los Siete Reinos.

Los saqueadores conforman el grueso de las fuerzas con que se dotan esos barcoluengos, ya que tanto los navegan como emprenden incursiones a tierra desde ellos para hacerse con tesoros, bienes y gente a la que esclavizar. Aunque es gente que se mueve principalmente por el mar, los hijos del hierro le tienen poco miedo a ahogarse, de ahí que los saqueadores porten una cota de malla ligera incluso cuando están embarcados. Su recia armadura les brinda una aceptable protección a la par que no les resta capacidad de movimiento, lo que les convierte en tropas ideales para el flanqueo. Sin embargo, los saqueadores no están entrenados para mantener una posición, así que son vulnerables a cualquier asalto impetuoso por parte de la caballería o tropas con armadura pesada.

¿Qué hay en la caja?

  • 13 miniaturas
  • 2 cartas
  • 1 bandeja de movimiento

Detalles del juego

Los infames barcoluengos de los hijos del hierro son motivo de temor para los comerciantes…

Los saqueadores conforman el grueso de las fuerzas con que se dotan esos barcoluengos, ya que tanto los navegan como emprenden incursiones a tierra desde ellos para hacerse con tesoros, bienes y gente a la que esclavizar. Aunque es gente que se mueve principalmente por el mar, los hijos del hierro le tienen poco miedo a ahogarse, de ahí que los saqueadores porten una cota de malla ligera incluso cuando están embarcados. Su recia armadura les brinda una aceptable protección a la par que no les resta capacidad de movimiento, lo que les convierte en tropas ideales para el flanqueo. Sin embargo, los saqueadores no están entrenados para mantener una posición, así que son vulnerables a cualquier asalto impetuoso por parte de la caballería o tropas con armadura pesada.