CHYF: Hombres de la Montaña

Ser Gregor Clegane recluta para sus fuerzas privadas solamente a los  hombres más brutales, feroces y crueles; de ahí que los hombres de la  Montaña degraden el arte de la...

2+ Jugadores
14+ Edad
60 min Duración
  • CHYF: Hombres de la Montaña
  • CHYF: Hombres de la Montaña
  • CHYF: Hombres de la Montaña
  • CHYF: Hombres de la Montaña

Ser Gregor Clegane recluta para sus fuerzas privadas solamente a los hombres más brutales, feroces y crueles; de ahí que los hombres de la Montaña degraden el arte de la guerra a unos niveles de vileza inauditos.

Su temible reputación, su gruesa armadura y sus violentas  tácticas los convierten en el mayor de los terrores del campo de  batalla, donde están especializados en aplastar a filas enteras de sus  apurados enemigos. Aunque son una infantería pesada de lo más competente  por derecho propio, la mejor forma de emplear a los hombres de la  Montaña es en maniobras de flanqueo o en ataques a unidades que ya estén  debilitadas y agotadas por la lucha. Su comandante debe tener cuidado  de no aflojarles demasiado la correa, no vaya a ser que sean rodeados y  abatidos. Sin embargo, una vez se huela la sangre en el aire, se puede  soltar a los hombres de la Montaña para que hagan lo que mejor saben  hacer.

Detalles del juego

Ser Gregor Clegane recluta para sus fuerzas privadas solamente a los hombres más brutales, feroces…

Su temible reputación, su gruesa armadura y sus violentas  tácticas los convierten en el mayor de los terrores del campo de  batalla, donde están especializados en aplastar a filas enteras de sus  apurados enemigos. Aunque son una infantería pesada de lo más competente  por derecho propio, la mejor forma de emplear a los hombres de la  Montaña es en maniobras de flanqueo o en ataques a unidades que ya estén  debilitadas y agotadas por la lucha. Su comandante debe tener cuidado  de no aflojarles demasiado la correa, no vaya a ser que sean rodeados y  abatidos. Sin embargo, una vez se huela la sangre en el aire, se puede  soltar a los hombres de la Montaña para que hagan lo que mejor saben  hacer.